Consejos Para la Prevención de Fraude Religioso

Fraude Religioso—Consejos para la prevención

 

 “He sido un regulador de valores durante 20 años, y he visto más dinero robado en el nombre de Dios que en cualquier otra forma.” – Deborah Bortner, ex presidente de la North American Securities Administrators Association (jubilada)

 

Consejos para evitar el fraude religioso:

 

Conozca con quién usted o sus seres queridos tratan. El hecho de que lleve el nombre de iglesia, sinagoga, mezquita o tiene la palabra “ministerio” vinculado al nombre, no da ninguna credibilidad a una organización. Asegúrese de que tengan una dirección real en lugar de un simple apartado postal. Sin embargo, incluso direcciones reales pueden ser falsificadas con la ubicación de tiendas que ofrecen apartados postales privados. Para verificar organizaciones benéficas o religiosas desconocidas,  consulte los artículos de este sitio web HYPERLINK “http://www.trinityfi.org” www.trinityfi.org, los del Ministry Watch en HYPERLINK “http://www.ministrywatch.com/” http://www.ministrywatch.com/, con su agencia de protección del consumidor local o estatal, o con el Better Business Bureau.

 

No tener quejas sobre una organización religiosa no es una garantía.  Nuevas organizaciones religiosas pueden y se están creando con tanta rapidez que puede no haber tiempo suficiente para que alguna queja sea presentada. En el caso de organizaciones más antiguas, algunas estafas han sido ya olvidadas por la generación más joven.

 

No hay organizaciones de estándares ministeriales o de iglesia. Aparte de las principales denominaciones que se vigilan a sí mismas, no existen organizaciones de estándares de ministerio, iglesia, sinagoga o mezquita que proporcionen rendición de cuentas o prevengan el fraude. El Consejo Evangélico de Responsabilidad Financiera (ECFA) ya no es un estándar de fiabilidad. En años anteriores, el ECFA suspendía a las organizaciones miembros que no estaban en el cumplimiento de sus normas; sin embargo, ahora sólo realizan revisiones privadas. Michael Martin, Director de los Servicios Jurídicos y Asesor Jurídico de la ECFA, dijo recientemente a Rusty Leonard del Ministry Watch, “Cuando temas relacionados a estándares de un miembro en particular son objeto de examen, el ECFA no hace comentarios sobre esa revisión.” El ECFA también ayudó a desbaratar una investigación del Comité de Finanzas del Senado sobre el mal uso del dinero de los donantes.

 

El IRS no está investigando a organizaciones religiosas o iglesias. Después de que una decisión judicial en el 2009 anuló una auditoría a una iglesia en particular por no seguir los canales establecidos de la autoridad, el IRS detuvo temporalmente todas las investigaciones a iglesias. Por lo que sabemos, el IRS no ha investigado a ninguna iglesia en los últimos 5 años -incluso a las más fraudulentas.

 

Después de un desastre, dé a organizaciones benéficas establecidas. Muchos ministerios u organizaciones religiosas utilizan los desastres naturales como huracanes y terremotos para recaudar fondos para sus organizaciones y sólo gastan una cantidad minúscula, o ninguna en absoluto, en los esfuerzos de ayuda humanitaria reales. Las organizaciones benéficas establecidas ya tienen una infraestructura que les permite cumplir fácilmente las necesidades humanas en un desastre.

 

Cuidado con los impostores. Muchas organizaciones religiosas tienen nombres que suenan similares, y es fácil confundir las fraudulentas con otras que tienen algo de integridad.

 

Mantenga un ojo atento al correo con un trasfondo religioso.   El marketing postal es un GRAN NEGOCIO—cartas individualizadas especialmente con el nombre del residente disperso por todo el correo. Correos postales religiosos generan miles de millones de dólares cada año para ministerios legítimos e ilegítimos. Un transgresor en particular, “St. Matthew’s Churches” (Iglesias de San Mateo), superficialmente parecen ser un grupo de pastores de la iglesia en cuestión orando por las necesidades más urgentes de usted o de un pariente; sin embargo, nada podría estar más lejos de la verdad. Otros incluyen 1) People United for Christ, 2) Word for the World Church, 3) the Wisdom Center, 4) Rockwealth Ministries, etc. Haga clic aquí para ver una lista de iglesias y ministerios que pensamos que usted debe desconfiar.   Por favor, no dude en presentar un “Cuestionario Víctima de Abuso” si un miembro de su familia ha estado donando fondos a una organización sospechosa.

 

Resista las amenazas de represalias divinas. Muchas veces, las organizaciones darán una advertencia contando que a alguien le fue mal porque no le dió a Dios (a través de ese ministerio en particular) -incluso historias de aquellos que fueron maldecidos porque no les dieron a un ministerio! No lo crea!

 

No crea en las promesas de dinero fácil desde el cielo. Si bien es cierto que Dios responde a nuestras oraciones, las mismas son raramente contestadas exactamente de acuerdo a nuestros deseos.  Dios no es un “genio en una botella” o una máquina de juegos celestial. Una herejía común conocida como teología de “la semilla de fe” es algo como esto: “Si le doy dinero a Dios en la fe, Dios multiplicará ese regalo y recompensará mi fe (evidenciada por mi regalo) con un milagro—ya sea un milagro financiero o una curación.”  Esto es una mentira. No lo crea. Dios actúa por gracia.

 

No confíe en las promesas de un rápido retorno de su inversión, no importa la fuente.  El fraude por afinidad religiosa es desenfrenado.  No confíe sus ahorros a cualquier hombre o mujer de negocios “cristiano”, “judío”, o “musulmán” que lleve su religión bajo la manga y promete un retorno de su dinero inusualmente alto, es decir, una bendición de Dios. Si parece increíble, probablemente lo sea.  Compruebe primero a fondo a esa persona para ver si la inversión está registrada en la Comisión de Bolsa y Valores (the Securities and Exchange Commission—SEC, www.sec.gov ) y si la persona o agente de valores ha sido investigado por la Asociación de Administradores de Valores de América del Norte (North American Securities Administrator’s Association—NASAA, www.nasaa.org ) o la SEC.   Aun así, recuerde que el convicto (y confeso) de un esquema Ponzi, Bernie Madoff, era un asesor de valores con mucha confianza de la gente durante décadas, ostentando falsamente decenas de miles de millones de dólares en cuentas de clientes. Incluso una investigación previa del SEC no descubrió ninguna fechoría. Verifique si esa persona tiene antecedentes penales o no. Si alguien se comunica con usted con oportunidades de inversión de alto retorno y bajo riesgo, manténgase alejado. Cuando escuche ofertas que insisten que actúe ahora, que garantizan grandes ganancias, que prometen poco o ningún riesgo financiero, o que requieren que usted envíe dinero en efectivo inmediatamente, repórtelas al HYPERLINK “http://www.ftc.gov/”.

 

Resista la presión. Iglesias, ministerios y/o empresas legítimas estarán encantadas de darle el tiempo que necesita para tomar una decisión. Si ellos están exigiendo que usted actúe inmediatamente o no aceptan un no por respuesta, usted debe sospechar fuertemente que es una estafa-especialmente si ellos están diciendo que usted debe “actuar ahora”, mientras que hay un “movimiento del espíritu” o alguna otra desgastada línea que estén utilizando para “cerrar el trato”.

 

Mire atentamente si hay cargos sospechosos en sus tarjetas de crédito, ya sean grandes o pequeños, y si la tarjeta está al máximo o no—muchas organizaciones religiosas instan a los recipientes de correo y/o seguidores a cargar cantidades en sus tarjetas de crédito. Este tipo de robo probablemente tendería a ser en pequeñas cantidades para evitar la detección.

 

Busque retiros de efectivo regulares desde sus cuentas de cheques. La mayoría de las donaciones a organizaciones (como millones $$ mensuales a St Matthews) viene en forma de pequeñas donaciones en efectivo acompañados de formularios de solicitud de oración (o simplemente peticiones de oración) enviados por correo. Lea sus estados de cuentas bancarios o los de sus familiares, con su permiso, cada mes.

 

No dude en hacer preguntas difíciles acerca de la situación financiera de su ser querido y si están enviando dinero a alguna organización religiosa. Muchas de las víctimas han llegado a nosotros después de que han dado tanto de sus ahorros que ahora ya están empobrecidos, y mucho menos tienen alguna herencia que dejar.

 

Proteja su información personal. Tenga mucho cuidado antes de dar información de su tarjeta de crédito y no dé a conocer su número de seguro social a ninguna organización religiosa —no tienen necesidad de él. Su número de seguro social sólo debería ser necesario si usted está solicitando un crédito. Proporcionar su número de cuenta bancaria sólo debería ser necesario si usted necesita establecer pagos en línea regulares a una empresa de confianza, como una empresa de servicios. Rompa y corte las nuevas ofertas de tarjetas de crédito que recibe antes de echarlas a la basura. Incluso nos hemos dado cuenta de que algunos correos de las Iglesias St Matthews han solicitado información necesaria para el robo de identidad, como el nombre de soltera de la madre, la ciudad de nacimiento, etc. ¡Cuidado!

 

No responda a los mensajes que solicitan información personal o financiera y no envíe dinero a alguien que no conoce. No importa si el mensaje viene como un correo electrónico, una llamada telefónica, correo postal, un mensaje de texto, o un anuncio. Tampoco haga clic en enlaces o números de teléfono de llamada incluídos en el mensaje. Eso se llama HYPERLINK “http://www.consumer.ftc.gov/articles/0003-phishing” phishing. Los ladrones detrás de estos mensajes están tratando de engañarle para que revele información sensible. Si usted recibe un mensaje como éste y está preocupado por su estado de cuenta, llame al número que aparece en su tarjeta de crédito o de débito – o en su estado de cuenta – y compruebe sus saldos y movimientos.

 

Mantenga una línea abierta de comunicación con los familiares, empiece poco a poco si es necesario, con preguntas acerca de donaciones.   A menudo es difícil convencer a un miembro de la familia que es un donante, en especial un anciano donante, que deje de darle a un ministerio particular o tele-evangelista que han estado apoyando. A veces no hay una respuesta fácil. Si usted presiona demasiado se arriesga a perder una línea abierta de comunicación; sin embargo, si usted no dice nada su familiar podría rápidamente llegar a la bancarrota. Anime a la persona a que le incluya a usted en sus decisiones de donar.

 

No envíe dinero. No se comprometa a depositar un cheque o a transferir dinero. La forma más segura de pagar por algo en línea es con una tarjeta de crédito y su responsabilidad es generalmente limitada en caso de fraude.

 

Reporte las estafas. Por favor, siéntase libre de reportar el fraude religioso a nuestra organización y use nuestro cuestionario de abuso religioso aquí. Vamos a tratar de ayudar si podemos. Para fraude criminal obvio le ayudaremos a dirigirse a las autoridades adecuadas—como la oficina del procurador general del estado o de la Comisión Federal de Comercio. Para obtener más consejos sobre donaciones, revise el sitio HYPERLINK “http://www.ftc.gov/charityfraud”.  Para obtener más consejos sobre cómo evitar el fraude en general, visite – HYPERLINK “http://www.consumer.ftc.gov/articles/0060-10-maneras-evitar-fraude” http://www.consumer.ftc.gov/articles/ 0060-10-maneras-evitar-fraude y sobre cómo evitar el fraude por Internet visite HYPERLINK “http://www.fraud.org/learn/internet-fraude” http://www.fraud.org/learn/internet-fraude. Este sitio web le ayudará a evitar HYPERLINK identidad antirrobos “http://www.ftc.gov/idtheft” http://www.ftc.gov/idtheft

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*